Cómo tomar fotos de su viaje en familia

Tomar fotos de viaje en familia puede ser una tarea difícil. Sabemos que, en la agitación del momento, hay que hacer un esfuerzo para tomar fotos que honren ese lindo momento.

Primero, precisas contar con la ayuda de los pequeños, que no siempre están dispuesto a dejar de lado la diversión para prestar atención a la cámara.

Después, debes buscar la mejor iluminación y el mejor encuadramiento, aun en situaciones y lugares que no favorecen el registro.

Y, por último, está la cuestión matemática: ¿cómo sale el fotógrafo en la foto?

Por todo eso, organizamos algunos buenos consejos en la publicación de hoy, para que aprendas a superar estas y otras dificultades muy comunes en las fotos de viaje en familia.

Fotos de viaje en familia: una ardua tarea

En viajes en familia, el saldo de las fotos no siempre es positivo. Imágenes movidas, gente mal posicionada, poses poco planeadas y sonrisas forzadas son los problemas más usuales.

Eso sucede, muchas veces, porque no todo el mundo le da la debida importancia a la foto.

Y no siempre es culpa de los niños. Hasta los adultos, muy concentrados con las novedades, que están por todos lados, no consiguen parar lo que están haciendo para posar y sonreír a la cámara.

4 consejos para tomar fotos de la familia en el viaje

Para evitar todas esas dificultades y obtener el mejor resultado para las imágenes, sigue estos 4 consejos prácticos para tomar fotos de viaje:

  1. Aprende a trabajar con los niños.

Conseguir la atención de los niños para las fotos es un capítulo aparte en cualquier ocasión. Muchos padres se rinden a los deseos de los hijos y toman la foto con prisa para que pronto ellos puedan jugar.

Nuestro consejo en esta situación es: no te rindas tan fácil. Es perfectamente posible conseguir la atención de los pequeños. Puedes, por ejemplo, proponer algunos trueques, como dejarlos elegir la programación de una mañana del viaje o involucrarlos en el proceso de las fotos entregando la cámara para que ellos mismos hagan los clics.

Con niños más pequeños, puede que sea todavía más difícil. En esos casos, cada familia tiene su modo de obtener una sonrisa espontánea o conseguir algunos segundos de mirada fija hacia la cámara.

  1. Evita usar más de una cámara el mismo tiempo

Con la intención de registrar una foto en más de un celular o cámara, algunas familias piden para que más de una persona tome fotos con dispositivos diferentes.

En esos casos, el resultado de la imagen casi nunca es interesante por un motivo obvio: las personas no saben para dónde concentran la mirada.

Nuestro segundo consejo, por lo tanto, es siempre hacer una foto por vez. Si es necesario, pídale un poquito más de paciencia al fotógrafo de ocasión (generalmente, un desconocido en calles y restaurantes) para que él tome las fotos con cámaras diferentes.

Y, de preferencia, recuerde los servicios de nube, para compartir más tarde todas las imágenes fácilmente. Así no precisas tomar todas las fotos en todos los dispositivos.

Otros consejos:

  1. Concentra tus clics en momentos específicos

Un consejo importante para obtener buenas fotos del viaje en familia es elegir algunos momentos del día para las fotos.

Por ejemplo, define una pequeña sesión de fotos en cada punto turístico.

Esa estrategia se opone a la táctica de tomar fotos de todo a todo momento. Si exageras, tus hijos se pondrán rebeldes y van a sonreír menos.

  1. Captura las reacciones espontáneas

Las reacciones espontáneas son siempre más verdaderas. Y, para la calidad de las fotos, no hay nada mejor.

Es interesante que estés siempre atento para registrar algunos momentos en que las personas fotografiadas no se den cuenta de la cámara y continúen actuando normalmente.

Para estos clics, la cámara de tu celular es la más indicada, pues no llama la atención y puede ser accionada fácilmente.

¿Te gustaron estos consejos para tomar fotos en tus viajes en familia? Compártelos en tus redes sociales.

https://www.phooto.com.mx/promociones