¿Ya te has imaginado montar tu propio estudio fotográfico en casa? ¡Descubre cómo hacerlo, aquí!

Tener tu propio estudio fotográfico en casa es el sueño de cualquier fotógrafo aficionado o profesional. Después de todo, con los accesorios esenciales y una iluminación perfecta, las fotografías quedan simplemente fantásticas. Pero muchas personas creen que, para montar ese ambiente para fotografiar, es necesario gastar muchísimo dinero.

¡Te vamos a probar lo contrario! Sigue leyendo para descubrir cómo montar tu propio estudio fotográfico, con todo lo que necesitas, sin que necesariamente comprometas tu presupuesto.

Paso a paso: cómo montar tu estudio fotográfico

¿Preparada para ver todas las instrucciones y crear un espacio súper especial para fotografiar en tu casa o apartamento? Toma nota:

1.   Elige el fondo del estudio

Probablemente has notado que todos los estudios disponen de algún tipo de fondo infinito. Para empezar, una alternativa de bajo costo es poner un tejido blanco para cubrir la pared. ¡Es simple, fácil, rápido y económico!

2.   Apuesta en dos reflectores o lámparas

Los reflectores –esas luces enormes– son piezas esenciales del estudio. Después de todo, ellos van a ayudar a componer la iluminación ideal para tus fotos. Si no puedes invertir en ellos todavía, compra unas lámparas comunes de suelo, para empezar.

3.   Utilice placas de espuma de poliestireno como hacer el rebote de la luz

¡Fotografiar es trabajar con la luz! Esto significa, también, evitar que las sombras arruinen la composición del clic. Es justamente para lo que sirven las pantallas reflectoras de luz. Como ellas son accesorios un poco más caros, puedes comenzar utilizando placas de espuma de poliestireno. ¡No hay ningún misterio!

Es solo cortar la placa de espuma de poliestireno (aproximadamente 1 metro) y también la hoja de papel laminado (del mismo tamaño).

Coloque la hoja de papel laminado sobre la placa, bien estirada, y pega uno de los extremos con cinta adhesiva. Pasa la cinta dos veces para asegurarte de que el papel quedó bien sujetado. Y está listo tu reflector de luz.

4.   Invierta en un trípode para colocar la cámara o celular

Al entrar en el mundo de la fotografía profesional, fotos movidas o desenfocadas ¡no pueden ser parte de tu realidad! Por eso, invertir en un trípode para colocar la cámara o el smartphone es indispensable. Encontrarás muchas opciones en internet o en tiendas, en el propio centro comercial. Hay alternativas para todos los bolsillos.

¿Cuál es el mejor espacio de la casa para poner tu estudio?

Ahora que ya sabes cómo montar tu estudio en etapas, solo falta definir qué espacio va a ocupar dentro de tu casa o apartamento. Lo ideal es que reserves un área de 10 a 15 m2, para que tengas espacio suficiente para disponer el fondo blanco y todos los demás equipos fotográficos.

Para la fotografía de productos o personas, es bueno asegurarse de que el estudio sea montado en un lugar pequeño de la casa donde no haya ninguna interferencia de la luz externa. Después de todo, el objetivo de este es permitir que controles la iluminación en función del tipo de resultado que deseas obtener con tus clics.

¿Viste cómo montar un estudio no es tan complicado?

Y lo mejor es que, con este espacio para fotografiar, puedes rentabilizar tu trabajo y empezar a fotografiar profesionalmente, montar un photobook personalizado para presentar tus talentos… ¿Quién sabe hasta cumples el sueño de vivir de la fotografía!

Para montar un photobook personalizado de tus fotos, ingresa a Phooto –el mayor sitio web de fotos de América Latina.

¿Te sirvió de inspiración? ¡Entonces, aprovecha para compartir esta materia con los amigos y las amigas que también aman la fotografía y quieren tener su propio estudio fotográfico!