¿Cómo aprender con fotos? ¡Sugerencias creativas que van a ayudarte en la educación de tu hijo

La imagen es una herramienta poderosa, ya que se puede aprovechar de muchas maneras diferentes. No es por nada, incluso, que la fotografía se ha convertido ya en un recurso didáctico. Créanos que hay varias alternativas lúdicas y divertidas para disfrutar de la fotografía como instrumento de aprendizaje. En esta nota, ¡vamos a demostrar cómo aprender con fotos!

Después de todo, estudiar jugando siempre es más divertido, ¿no?

La fotografía como herramienta de enseñanza

Las posibilidades para echar mano de la imagen de una manera instructiva son amplias. Junto a tus hijos, o incluso en tu propia infancia, que seguramente ya debes haberte aventurado en un juego de memoria, buscando asociar dos fotos idénticas, ¿no? El puzzle es otro ejemplo interesante para ilustrar lo que estamos diciendo.

No hay dudas de que, para los niños, la foto es un elemento con un potencial enorme para ayudar en el proceso de desarrollo cognitivo. ¡Pero hay opciones para ir más allá! Incluso los adultos pueden, a través de fotografías, mejorar un idioma o dominar nuevas herramientas.

¿Quieres saber cómo hacerlo? Entonces, sigue la lectura y echa un vistazo a los consejos que hemos recopilado a continuación.

Descubre cómo aprender con fotos de una forma eficiente

Para demostrar cómo la fotografía puede ser muy útil para ayudar en los estudios, o incluso en el uso de nuevas tecnologías, presentamos a continuación tres opciones para que puedas ponerlas en práctica. Son ideas creativas, por medio de las cuales tú o tu hijo pueden aprender mediante bellas fotos como base del proceso. Mira:

1. Monte un photobook y presenta las historias en inglés

Elaborar tu propio photobook – el álbum de fotos moderno – con las fotos del último viaje en familia, o del cumpleaños de tu hijo, por sí solo, ya es una tarea muy divertida. ¿Pero te has puesto a pensar en que este material con un diseño increíble también puede ser útil para practicar un nuevo idioma? Si tu pequeño está aprendiendo inglés, por ejemplo, una sugerencia es ejercitar el habla con la presentación de la historia de las fotos en esa lengua.

Una buena sugerencia para sortear la inhibición es invitar a los amiguitos de tu hijo, que también están aprendiendo este idioma, a merendar y a que hagan junto con él, la presentación del photobook. ¡Por supuesto que esto no vale sólo para el inglés, sino también para cualquier otro idioma que su pequeño esté estudiando!

2. Prueba el juego de la adivinación ¿”Quién Soy Yo”?

Otra broma muy divertida con fotos – y que puede ayudar en el proceso de aprendizaje de un nuevo idioma, por ejemplo – es el “¿Quién Soy Yo?”. Funciona así: cada persona pega la foto de un famoso en la frente y, por lo tanto, no sabe “quién es”. La idea del juego es hacer preguntas acerca de la apariencia y personalidad del sujeto y tratar de adivinar, por supuesto, “quién es”.

Lo bueno es que las preguntas pueden ser hechas en otro idioma. Un estímulo para que los niños entrenen la conversación, y mejoren el vocabulario y la gramática. El juego, claro, ¡asegura muchas carcajadas!

3. Edita tus fotos en diferentes apps

Sabemos que, con el auge de las tecnologías, las fotos están cada vez más en evidencia en el escenario digital. Pero si no eres capaz de estar al día con tus hijos, sobre los avances tecnológicos y tienes hasta una cierta resistencia a smartphones y tabletas, es bueno que sepas que jugar con la edición de imágenes puede ser una buena forma de familiarizarse con estos equipos.

¿Qué tal jugar a editar tus fotos en apps gratuitas como VSCO o Snapseed? Son formas interesantes de dominar nuevos recursos tecnológicos.

4. Juego de la memoria con fotos de la familia

¿Alguna vez has pensado en crear un juego de memoria con fotos de toda la familia para jugar con tus hijos? Además de ejercitar la mente y la concentración de los niños, puedes revivir momentos especiales con ellos. Ya sea con fotos de cumpleaños, viajes o bautismos, la diversión está garantizada. Imagina la reacción de ellos al ver sus propias caras de bebés en el juego. Una ternura, ¿no crees?

Montar el juego es fácil. Separa todas las fotos reveladas del último viaje en familia, por ejemplo. Forma pares: fotos de cada uno de los hijos, del marido con los niños, la familia en el hotel. A continuación, distribuye todas las fotos sobre la mesa y muestra los pares para los niños. Gira las fotos y empieza a jugar. Cada uno tendrá que tironear de la memoria para decir dónde están los pares.

5. Fotos de alimentos para estimular el paladar

Si eres mamá, probablemente ya debes haber oído hablar de que estimular el paladar de los pequeños ¡es muy importante! Bien, ¿ya has pensado que las fotografías pueden ayudar mucho en esta tarea? Un consejo increíble es utilizar fotos de los alimentos mientras se incentiva a tu bebé a probarlos, para que él pueda asociar colores, sabores y texturas.

Y lo mejor: ¡hacer este juego es muy simple!

Mientras el bebé está en la silla, seleccionas las fotos de los alimentos y vas mostrándoselas una a una. Por ejemplo, empieza mostrándole la imagen de un limón y, a continuación, le das un pedacito de fruta para que pruebe. ¡Probablemente, el resultado va a ser divertido! ¿Te imaginas la cara de él, sintiendo el sabor ácido?

Todo esto forma parte del proceso de desarrollo del paladar. Prueba a combinar una fruta más ácida con otra más dulce, como el plátano o banana. O, aún, con alguna que tenga un sabor salado, como el tomate.

Puede parecer algo simple, pero estos detalles van a ayudar a tu pequeño a identificar los diferentes sabores y, por supuesto, ya ir aprendiendo a alimentarse saludablemente. Sin contar que, mientras él disfruta de cada fruta y mira la foto, puedes hacer varios clics de las muecas que haga, que van a ser súper lindos.

6. Rompecabezas con fotos para la psicomotricidad

Cuando tu bebé está creciendo, estimular la psicomotricidad es esencial. Por cierto, ¿sabes lo que significa esa palabra? Ella se refiere a la habilidad de integración entre las funciones motrices y psíquicas del ser humano, que se desarrollan según la madurez del sistema nervioso.

Dejando la parte más técnica y científica a un lado, en una explicación sencilla, fomentar la psicomotricidad significa ofrecer a los niños oportunidades de percepción de cómo su cuerpo funciona. Así, va a mejorar su coordinación y, poco a poco, desarrollar su propia autonomía.

¿Y sabes cuál es uno de los juegos divertidos más indicados para mejorar la psicomotricidad?

¡Sí! El rompecabezas. A través del desafío de unir las imágenes para componer una fotografía, los niños entrenan la memoria, la creatividad y sus habilidades motrices.

¿Y sabes lo que es mejor aún? ¡Puedes montar un puzzle personalizado con las fotos que quieras! Solo tienes que seleccionar tus clicks favoritos, hacer la revelación y luego recortar la foto en cuatro o cinco partes, para que tu hijo sea desafiado a montarla.

7. Alcancía con fotos para aprender a ahorrar

¿Estás de acuerdo con que es importante enseñarle a tu hijo a ahorrar desde temprano? La educación financiera, muchas veces es dejada a un lado en la formación de los pequeños. ¡Y eso es muy malo! Después de todo, es importante que los niños sepan de la importancia de cuidar bien de su dinero y de los sacrificios que, muchas veces, los padres deben hacer por él.

Pero ¿cómo educar a tu hijo sobre la importancia de ahorrar de una forma sana y sin neurosis?

¡Las fotografías pueden ser excelentes aliadas en el proceso! La alcancía con fotos, por ejemplo, es un gran accesorio para estimular a tu hijo a guardar cada moneda que queda del cambio de la merienda de la escuela o de las compras en el supermercado.

Con un accesorio todo personalizado, va a entusiasmarse para cuidar con cariño del dinero desde temprano.

 

¿Y, te gustaron estos consejos? ¡Si te ha gustado esta nota, aprovecha para compartir con los amigos en las redes sociales!

https://www.phooto.com.mx/promociones